✅6 Enfermedades graves provocadas por el consumo del azĂșcar

Cada año el consumo del azĂșcar va en aumento en el mundo

    El azĂșcar como ya lo sabremos todos, es un tema recurrente cuando se trata de promover una dieta saludable. Hay una muy buena razĂłn para enfatizar su impacto, porque a pesar de innumerables advertencias, muchos de nosotros todavĂ­a subestimamos el impacto devastador que el azĂșcar puede tener en nuestros cuerpos. Es mĂĄs, es probable que incluso aquellos que son conscientes de los peligros continĂșen consumiendo en grandes cantidades.

ÂżCĂłmo sabemos que estamos consumiendo demasiada azĂșcar?  Tradicionalmente, la OrganizaciĂłn Mundial de la Salud (OMS) recomendaba no obtener mĂĄs del 10 por ciento de nuestra ingesta calĂłrica diaria del azĂșcar. Sin embargo, en el 2015 se hizo una actualizaciĂłn de sus pautas, en donde se recomendaba a la mitad, es decir al 5 por ciento, lo que equivale a alrededor de 25 gramos, especĂ­ficamente esto equivale a seis cucharaditas en mujeres y 9 cucharaditas en hombres, de azĂșcar al dĂ­a.

Considerando que una lata de refresco contiene alrededor de 35-40 g de azĂșcar (alrededor de 8 cucharaditas), y esto realmente sigue siendo la punta del iceberg. De hecho, muchos paĂ­ses que se adhieren a la dieta occidental tienen una ingesta media de azĂșcar muy por encima de la cantidad recomendada por la OMS. En los Estados Unidos, por ejemplo, esa cifra supera los 120 gramos por dĂ­a. En Alemania, el segundo mayor consumidor de azĂșcar del mundo, ronda los 100 g. Es seguro asumir que es probable que las cifras de varios paĂ­ses del Golfo, incluidos los Emiratos Árabes Unidos, tambiĂ©n sean bastante altas. Es por eso que esos paĂ­ses tienen la tasa mĂĄs alta de sobrepeso y obesidad del mundo actual, y es el azĂșcar que estĂĄ causando esa obesidad.

SegĂșn las estadĂ­sticas publicadas por la Universidad de California en 2012 sugirieron que el azĂșcar era responsable de mĂĄs de 35 millones de muertes por año en todo el mundo. Por lo tanto, es evidente que no solo te produce un par de caries y unos pocos kilos de mĂĄs. Es mucho mĂĄs serio que eso y merece una mirada mĂĄs cercana.

Las enfermedades mĂĄs graves por el consumo de azĂșcar:

1.- Obesidad y Sobrepeso

   Existen pocas formas mĂĄs fĂĄciles de aumentar de peso que con una dieta alta en azĂșcar. Esto se debe principalmente al azĂșcar, la fructosa, que se encuentra principalmente en los jugos de frutas, los productos de trigo y el “jarabe de maĂ­z con alto contenido de fructosa”, que los fabricantes suelen agregar a los alimentos porque es mĂĄs dulce y mĂĄs barato que la sacarosa (azĂșcar de mesa).

En nuestro organismo no existe ninguna hormona que elimine la fructosa de nuestro torrente sanguĂ­neo y muy pocas de las cĂ©lulas de nuestro cuerpo pueden utilizarla. Por lo tanto, se deja que el hĂ­gado lo elimine. Cuando el hĂ­gado se ve abrumado por una gran cantidad de este azĂșcar, lo convierte en grasa, lo que finalmente conduce a la resistencia a la insulina, al endurecimiento de las arterias y, por supuesto, a la obesidad.

Sabemos que la fructosa causa aumento de peso al interferir con la forma en que nuestros cuerpos responden a la hormona leptina. La leptina es secretada por las células grasas (cuanto mås grandes son, mås secretan) para decirle al cerebro que tenemos reservas de grasa adecuadas y, por lo tanto, no necesitamos seguir comiendo. Sin embargo, los niveles altos de fructosa pueden bloquear el transporte de leptina de la sangre al cerebro, lo que hace creer incorrectamente que el cuerpo necesita comer mås y quemar menos para reponer nuestras reservas de grasa.

2.- CĂĄncer de prĂłstata, pĂĄncreas y recto

   Durante mucho tiempo siempre hubo sospechas en los mĂ©dicos del mundo, ese vĂ­nculo entre el azĂșcar y el cĂĄncer y, a la luz de varios estudios innovadores durante la Ășltima dĂ©cada, ahora hay una gran cantidad de evidencia cientĂ­fica que respalda estas sospechas. El Journal of Clinical Investigation publicĂł un estudio en donde señala que el azĂșcar no solo es una fuente de combustible para los cĂĄnceres existentes, sino que tambiĂ©n lo cita como un factor principal en el inicio de caracterĂ­sticas cancerosas en cĂ©lulas previamente sanas.

Este estudio continĂșa sugiriendo que el aumento de la glucĂłlisis (la descomposiciĂłn de la glucosa para proporcionar energĂ­a) sea una consecuencia del cĂĄncer, es mĂĄs bien la activaciĂłn del metabolismo basado en el azĂșcar en una cĂ©lula impulsado por altas cantidades de azĂșcar en la membrana celular lo que en realidad hace que se forme cĂĄncer en primer lugar. Investigaciones posteriores del Centro Nacional de InformaciĂłn BiotecnolĂłgica de Estados Unidos encontraron que quienes consumĂ­an una dieta con una carga glucĂ©mica alta (GL) aumentaban sus posibilidades de desarrollar cĂĄncer de prĂłstata en casi un 30 por ciento, cĂĄncer de recto en 44 por ciento y cĂĄncer de pĂĄncreas en 41 por ciento.

3.- Diabetes tipo2

   SegĂșn una estadĂ­sticas que se hicieron en el 2014, indicaron uno de cada cinco de los habitantes de los Emiratos es diabĂ©tico, y al resto del mundo tampoco le va mucho mejor. La enfermedad afecta al 9 por ciento de la poblaciĂłn adulta mundial y quiere decir que la diabetes es responsable de la asombrosa cifra de 1,5 millones de muertes en todo el mundo cada año. O para decirlo de otra manera, una persona muere de diabetes cada siete segundos.

La mayorĂ­a de los profesionales mĂ©dicos no han culpado al azĂșcar de la epidemia de diabetes tipo 2, ellos señalan otros factores como un estilo de vida sedentario. Sin embargo, un estudio reciente de 2013 arrojĂł mĂĄs luz sobre la correlaciĂłn entre esta aflicciĂłn comĂșn con la ingesta de azĂșcar.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, la Universidad de California-Berkeley y la Universidad de California-San Francisco todos ellos examinaron datos sobre la disponibilidad de azĂșcar y las tasas de diabetes de 175 paĂ­ses durante la Ășltima dĂ©cada y encontraron evidencia que sugiere un vĂ­nculo directo entre la diabetes y el azĂșcar.

Este vĂ­nculo es muy fĂĄcil de explicar: si consume una dieta constantemente alta en azĂșcar (150 libras por año) y granos (200 libras por año) y alimentos procesados ​​(llenos de azĂșcares y grasas trans), su nivel de glucosa en sangre serĂĄn crĂłnicamente elevados. Luego, el pĂĄncreas se sobrecarga e incluso se daña, el cuerpo se vuelve insensible a la insulina y el resultado final es la resistencia a la insulina y, finalmente, la diabetes se apodera de nosotros.

4.- Enfermedad cardiovascular La enfermedad

   Una de las causas de muerte en los Emiratos Árabes Unidos son las enfermedades cardĂ­acas (ocurre entre 15 y 20 años antes que el promedio mundial) y, una vez mĂĄs, nuestra alta ingesta de azĂșcar es el mayor contribuyente al aumento de las tasas de estas enfermedades.

Cuando las persona consumen grandes cantidades de azĂșcar, nuestros cuerpos liberan insulina para sacar el exceso de glucosa del torrente sanguĂ­neo y llevarlo a nuestras cĂ©lulas. Cuanto mayor sea el nivel de glucosa en nuestra sangre, mayor serĂĄ la cantidad de insulina liberada. Si bien esta es una respuesta perfectamente natural al azĂșcar en nuestro torrente sanguĂ­neo, cuando la insulina es crĂłnicamente alta (que es para la mayorĂ­a de las personas que se adhieren a la dieta occidental alta en azĂșcares y granos y alimentos procesados) causa inflamaciĂłn y daña el revestimiento de nuestros vasos sanguĂ­neos. , lo que genera una serie de preocupaciones relacionadas con el sistema cardiovascular.

5.- HĂ­gado graso

   Una de las enfermedades menos publicitada de nuestra lista es la enfermedad es la enfermedad del hĂ­gado graso. Una vez mĂĄs, este problema en particular es causado por el azĂșcar menos favorito de su cuerpo: la fructosa. Como las cĂ©lulas del hĂ­gado son las Ășnicas que pueden descomponer la fructosa, estas cĂ©lulas se dedican a convertir el azĂșcar en grasa en un proceso llamado lipogĂ©nesis. Con el tiempo, y con suficiente fructosa, las gotas de grasa comienzan a acumularse en las cĂ©lulas del hĂ­gado, lo que en Ășltima instancia da como resultado una enfermedad hepĂĄtica no alcohĂłlica, llamada asĂ­ porque el efecto es muy similar al que tiene el alcohol en el hĂ­gado. Al igual que con el daño por alcohol, si no se trata, el hĂ­gado se cicatriza, lo que lleva a una cirrosis irreversible y los daños son irreparables.

6.- Dolores de Cabeza

   Los dolores de cabeza causados por el azĂșcar tienen mucho que ver con su nivel de glucosa en la sangre, La glucosa le da energĂ­a a su cuerpo al ingresar al torrente sanguĂ­neo despuĂ©s de consumir azĂșcar. Su cuerpo mantiene un nivel adecuado de azĂșcar en la sangre al descomponer la glucosa con la insulina.

Las fluctuaciones en su nivel de glucosa afectan su cerebro mĂĄs que cualquier otro Ăłrgano. Estas subidas y bajadas pueden provocar dolor de cabeza. Los dolores de cabeza causados por la glucosa y su cerebro tambiĂ©n estĂĄn relacionados con las hormonas activadas por los niveles de azĂșcar.

🙂 Ver video sobre el consumo de azĂșcar por persona en el mundo desde el año 1,961  VER VÍDEO AQUÍ

🙂 Descarga Gratis un reporte sobre la Presión Arterial :  DESCARGAR REPORTE AQUÍ 

🙂 Descarga Gratis el manual perdido sobre la cura de la Diabetes : DESCARGALO AQUÍ

Fuentes: esquireme.com y healthline.com

Deja un comentario

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *